martes, 6 de diciembre de 2016

EL QUINCUCE , EL CAMINO DEL CENTRO




El equilibrio entre las fuerzas cósmicas y de la naturaleza se funden en un solo símbolo, el Quincuce.
Se trata de una cruz cuadrada con todos los lados iguales y no tiene nada que ver con símbolos cristianos. También es representado por cuatro pétalos simbolizando cuatro mariposas volando en las cuatro direcciones.



El quincuce se divide en cuatro partes, el numero cuatro es común en todas las culturas tribales de América,  en este caso hablamos de un símbolo tolteca, que se extendió por todo el territorio anahuac.
Los toltecas dividían al cuerpo humano en cuatro partes partiendo del ombligo. siendo el quincuce una representación holística del ser humano. 
La primera parte va del ombligo para  arriba representando al cielo y simbolizado por el ave quetzal, aunque a veces era representado por un águila.

La segunda parte va del ombligo a los pies representando la madre tierra, simbolizado por una serpiente.(coatl en nahuatl)

La unión de los dos lados  es quetzatcoalt , el equilibrio entre el cielo y la tierra. o el equilibrio de los opuestos.



La tercera parte o derecha se llama  tonal que representa al sol, lado masculino , acción,  todo lo visible y lo racional.

La cuarta parte  izquierda se llama  nahual representa la luna, lado femenino, lo invisible, energía pasiva.
Este segundo eje es el equilibrio de las dos partes de cerebro , entre el  intuitivo y creativo y el racional y calculador

Hay una quinta parte que lo une todo, representado por el ombligo o parte central del quincuce. Es el punto neutro, el equilibrio entre los dos ejes, el equilibrio entre pensamiento e intuición y entre el cielo y la tierra.



Este centro en la cultura Azteca es Ometeotl, 
Ome = dos
teotl= Creación, energía, sagrado.

Es decir la fusión de los opuestos, el equilibrio sagrado de la energía dual.

Este punto neutro los Antiguos lo llamaban la "ley del centro" 





La zona arqueológica de teotihuacan es una visión estilizada del quincuce, representando la unión entre el cielo y la tierra. A cada extremo los templos del sol y la luna. Todo este conjunto  simbolizaba el Hombre ya convertido en maestro de los cuatro elementos y su centro o corazón se había transformado en Tlahuitzcalpantecuhtli, que quiere decir el señor de la aurora, tlahuizcali es "aurora", pan quiere dedir "en"  y tecuhtli "señor", el señor de la aurora o venus,  planeta vinculado a  quetzatcoatl, la personificación del lucero del alba. Era un lugar de culminación de  viaje interior y autoconocimiento para abrir tu propia puerta al universo. Era un lugar de iluminación, donde simbólicamente se convertían en Quetzatcoatl. en esta unión sagrada del cielo y la tierra.






Aquí tenemos los dos ejes con su simbología que serían como unas indicaciones simbólicas de como ser y actuar aquí en la tierra y poder transcender a otros planos de existencia. Para un ser conectado con su centro, este equilibrio se da de forma natural, sin pensar ni considerarlo como unas instrucciones simplemente se es así.

 Para una persona educada en una cultura que perdió su centro como por ejemplo la occidental en Europa con la llegada de la inquisición y la iglesia que barrió con toda idea y pensamiento vinculada a una comunión con la  naturaleza tachándola de diabólica, y hasta   nuestros días, con ideas más materialistas frías y banales extendidas como un virus en todo el mundo, es difícil recuperar esta quinta esencia o centro. simbolizada por el quincuce.

Para lograrlo hace falta recuperar la fe en uno mismo, esa fe en uno mismo es el ombligo del quicuce, significa no esperar nada de afuera, si no extraer lo que tenemos dentro de nuestro ser conectado con la fuente universal que es llamada con distintos nombres en diferentes culturas. Esto con la fuerza de voluntad simbolizado por Huitzilopochtli, el colibrí izquierdo o zurdo que no es otra cosa que la energía del corazón, que siempre nos guía si la sabemos escuchar, y la energía de nuestro centro. 

Estas ideas tan autosuficientes no cayeron muy bien a la iglesia, y tuvieron que erradicarlas  destruyendo códices y todo lo que representara un peligro para la fe católica infundiendo miedo y controlando su educación para tener a un pueblo manejable y avergonzado de sus raíces, para que abrazaran las nuevas ideas llegadas del viejo mundo.

Una persona sin fuerza de voluntad, sin la capacidad de extraer de el mismo la realidad que quiere vivir, es alimento para las religiones ,gobiernos y personas sin escrúpulos cortándole su libertad y convirtiéndolo en un esclavo dependiente o zombie en la tierra, Haciéndolo creer en entidades externas salvadoras anulando la fuerza interior de cada individuo.

Por eso es importante recuperar los conocimientos originales tan como eran, sin alteraciones cristianizadas, sin interpretaciones de la historia oficial, que a fin de cuentas los libros de historia solo son opiniones personales de los historiadores basándose muchas veces en teorías pendientes de demostrar, antes de que se pierdan por completo, o los modifiquen con ideas new age, alterando su esencia original.

Joaquin Piquer.








11 comentarios:

  1. Gracias Joquin ! como siempre, es un placer leerte .

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo, es la REALIDAD que debemos de empezar a experimentar claro está con TOTAL seguridad y convencimiento.

    ResponderEliminar
  3. hola Joaquin, es la primera vez que escribo algo por aquí. De hecho no estoy muy familiarizado con la tecnología digital.Mi intención es darte las gracias por todo el conocimiento que compartes y bueno jajaja haber como me las arreglo para que esto que escribo se vea, por cierto perdona la mala educación mi nombre es Enrique Ferreras, vivo en Algecireas pero soy cubano.

    ResponderEliminar
  4. El comino del centro, el camino rojo... Tlazokamati

    ResponderEliminar
  5. Excelente articulo Joaquin. Te felicitamos. El regreso a la fuente y al centro es la respuesta a muchas preguntas. Y que relacion puede tener con el concepto al-kimico del ATLAXINOLLI ??? El vapor que brota de la fusion de las dualidades complementarias FUEGO y AGUA ??? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el agua quemada o atlaxinolli es un ometeotl, otra dualidad en armonia, del fuego que es ascendente y el agua de lluvia que es descendente

      Eliminar